SUSCRIBASE
Reciba mensualmente
“Temas de Planificación”
(por email, sin cargo)


BIBLIOTECA DE TEMAS
Categorías


Temas de Planificación nº 78
Autora: Dra. Jimena Cárdenas.
Abogada especialista en Derecho Empresario y Finanzas. Socia de Value Financial Bureau - Abogados Consultores & Asociados, en el área de Corporate Finance. Asimismo es miembro del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y del Centro de Estudios de Empresas Familiares (CEDEF).
Utilizando el cheque para gestionar capital de trabajo
Un empresa frigorífica exporta carne vacuna con cuota Hilton a Europa. Por mes, tiene aproximadamente $500.000 en reintegro de IVA exportador en crédito a cobrar a la AFIP, que, teniendo en cuenta los plazos administrativos, podrá hacer efectivo entre los 120 y 180 días.

Un laboratorio de tratamientos oncológicos necesita tener disponible un flujo de dinero para la compra de la droga esencial utilizada en el diagnóstico que brindan. Para tener la posibilidad de contar con dicho dinero, su ejecutivo de cuentas en un banco de renombre le diseña un sistema de descubierto en efectivo cuyo costo mensual ronda los $6.000 fijos, utilice o no el descubierto (alrededor de $72.000 anuales).

Un Call Center tiene un desfasaje entre el pago de sueldos de sus empleados y las cuentas a cobrar de sus clientes.

Un proveedor de una gran empresa forma parte del programa a proveedores, en el que participa de un sistema de mejoramiento de la competitividad, y para ello necesita contratar a consultores especialistas en calidad total.

Estos casos son algunas de las situaciones vivenciadas por nuestros clientes PyMES y que hemos conocido de cerca. Y todos los casos tienen un punto de conexión: necesitan de capital de trabajo.

Como la teoría de las finanzas indica, frente a la necesidad de dinero circulante para poder enfrentar gastos puntuales que se repiten todos los meses o con una periodicidad trimestral o semestral, lo más indicado no es el endeudamiento a largo plazo, sino que, por el contrario, es recomendado un endeudamiento a corto plazo, cuya temporalidad queda fijada por las mismas necesidades de capital.

Por otra parte, dicho endeudamiento no puede concebirse con garantía real a largo plazo (activo fijo) de la empresa, como sería el caso del endeudamiento por un préstamo bancario con garantía hipotecaria.

¿Qué es lo que recomendamos entonces?
Todas las empresas PYMES tienen necesidad de capital de trabajo a corto plazo.

Existe una herramienta muy útil, tanto en épocas de estabilidad económica como en la de crisis, por la baja tasa de interés que genera: la negociación de cheques de pago diferido a través de la Bolsa de Comercio. ¿De qué se trata?

Los pagos que nuestros clientes efectúan en un plazo habitual de 60 a 120 días a través de cheques se denominan cheque de pago diferido, ya que la fecha de pago es posdatada (posterior a la de emisión del mismo, y que puede variar entre los 30 y los 360 días).

Es frecuente que dichos cheques se cambien en cooperativas o se descuenten en una cuenta bancaria. Pero en ambos casos, estamos utilizando una herramienta costosa comparada con el beneficio que estos productos nos ofrecen.

Una opción sería negociar el cheque diferido en la Bolsa de Comercio. De esta forma, podemos llegar a reducir los costos de negociación en aproximadamente un 20%, o convertir los costos fijos (en el caso del descubierto) en costos variables.

Si bien el proceso de negociación de cheques en la Bolsa de Comercio puede parecer un tanto complejo, una vez que se realizaron las tramitaciones iniciales y la PyME comienza a negociar, la operatoria se torna bastante familiar, agregándose como ventaja el prestigio que le otorga a la empresa el haber ingresado al circuito financiero de la Bolsa.

¿Cómo comenzar?
Para comenzar a utilizar este producto financiero, la empresa debe presentarse a una sociedad de garantía recíproca (SGR), que actúa como entidad aseguradora del riesgo crediticio. Dichas entidades financieras funcionan en Argentina desde finales de los años ´90, y su función consiste en asistir al sector empresario para mejorar las condiciones de su acceso al financiamiento y al crédito.

Lo que estas entidades van a requerir de la empresa que se presenta es el encuadre dentro de la clasificación de pequeña o mediana empresa, teniendo en cuenta el promedio de facturación anual de los últimos tres años, así como el análisis de la estructura societaria. ¿Quiénes pueden presentarse? Todos los tipos de sociedades: unipersonales, de hecho, sociedades de responsabilidad limitada, sociedades anónimas.

Si la empresa cumple con estos primeros requisitos, pasa a ser calificada como PYME y luego se pone en marcha el análisis de riesgo y de las garantías que la empresa ofrece para que le sea aprobada una línea de crédito. De acuerdo al producto financiero que la empresa solicite, las garantías requeridas pueden ir desde una fianza personal de los socios de la sociedad hasta una garantía real (hipoteca, prenda) o una cesión de créditos (cesión del crédito de IVA exportador, por ejemplo).

Una vez aprobada la línea crediticia e instrumentada la operación (contratos, escrituras en el caso de garantías reales, e inscripciones ante los registros que sean necesarios) la empresa estará habilitada para operar.

Si se trata de una línea de negociación de cheques de pago diferido, sólo restará abrir una cuenta (llamada Cuenta Comitente) ante un agente de bolsa oficial. El agente de bolsa será el encargado de negociar con los inversores, y encontrará el mejor comprador, mediante un sistema de subasta de oferta-demanda, para el cheque.

La trayectoria del cheque será la siguiente:
- Una vez recibido, la PyME lo envía a la SGR.
- La SGR lo aprueba, coloca un sello (con la leyenda AVAL) y un endoso (a favor de la Caja de Valores), remitiéndolo a la Caja de Valores.
- Para entonces, la PyME ya se habrá contactado con su agente de Bolsa, quien se encargará de negociarlo a través del sistema de operación de la Bolsa (www.bolsar.com) y lo adjudicará al mejor inversor.
- En un lapso de 24 a 48 hs., la PyME recibirá en su cuenta el depósito del efectivo producto de la negociación.

¿Cómo finaliza la operación?
Cuarenta y ocho horas antes del vencimiento que figura en el cheque, la PyME depositará en la Cuenta Comitente el valor de éste, más el importe de la tasa de interés de adjudicación.

Este producto financiero es lo que en la jerga financiera se conoce como cheque de pago diferido (CPD) garantizado.

CAPS Consultores: caps.com.ar- Director Leonardo Glikin
CAPS Empresa & Familia Consultores: caps-empresas.com.ar Protocolo Familiar CAPS Heredantes Consultores: caps-heredantes.com.ar CAPS Exiting Consultores - dejar la pyme: exiting.com.ar CAPS Parejas Consultores: caps-parejas.org.ar
 
Buenos Aires, República Argentina - Tel.: (54 11) 4371-3232 - comunicaciones@caps.com.ar