SUSCRIBASE
Reciba mensualmente
“Temas de Planificación”
(por mail, sin cargo)

Temas de Planificación nº 105
Autor: Dr. Leonardo J. Glikin
Dr. Leonardo J. Glikin Abogado, consultor en Planificación Patrimonial y Sucesoria, presidente de CAPS Asociación Civil, autor de "Pensar la Herencia"; "Matrimonio y Patrimonio"; "Exiting, el arte de dejar la empresa sin dejar la vida" y "Los hermanos en la empresa de familia". Director del newsletter "Temas de Planificación”. Director de CAPS Consultores. www.leonardoglikin.com.ar
Las Convenciones Prematrimoniales en los Protocolos de Empresa y Familia
Desde que conocí en forma directa el régimen matrimonial paraguayo (por haber trabajado con empresas de familia en Paraguay) suelo incluir, en los Protocolos de empresa y familia, una cláusula por la cual se insta a los miembros de la empresa familiar a suscribir convenciones prematrimoniales el día que ellas estén permitidas por nuestra legislación.

¿Cuál es la razón de incluir una “cláusula programática”, que todavía no tiene viabilidad legal?
No todo lo que se establece en el Protocolo tiene un valor legal actual, sino que, en muchos casos, se trata de enunciados a través de los cuales se obtiene el consenso familiar con fines determinados.
En el caso de los matrimonios a celebrarse, el hecho de instar a los futuros contrayentes a establecer un régimen diferente del que está actualmente vigente, tiende a lograr determinados objetivos; a saber:

1.- Que, pase lo que pase, la empresa quede en manos de integrantes de la familia con vínculos de consanguinidad entre sí.

2.- Consecuentemente, que no integren la empresa, como dueños, los parientes políticos.

3.- Dado que las convenciones prematrimoniales todavía no están vigentes en la Argentina, pero tienen fuerza legal en varios países, tales como Estados Unidos, España, Italia, Francia, Paraguay, en casos especialmente delicados, los futuros contrayentes podrían casarse en alguna de esas jurisdicciones, teniendo en cuenta que la ley que rige el matrimonio es la ley del domicilio en donde se contrajo, y no necesariamente la ley de residencia de la pareja. Consecuentemente, el hecho de casarse en Paraguay, por ejemplo, legitimaría la aplicación práctica y efectiva de las convenciones prematrimoniales que se celebraran en ese país, antes del matrimonio.

4.- Si bien la legislación nacional es la dominante en caso de diferencias con otros regímenes legales respecto de los inmuebles, en el caso de las empresas lo que se acuerde tendría plena validez, dado que las acciones, o las cuotas sociales, no son inmuebles y, por lo tanto, lo acordado respecto de ellas sería ley entre las partes.

Generalmente, a través de las convenciones prematrimoniales, aplicadas a las familias empresarias, se buscan los siguientes objetivos:
El mantenimiento de la empresa en la familia consanguínea.
La protección del miembro de la familia consanguínea en caso de separación o divorcio.
La limitación frente a un reclamo excesivo por parte del cónyuge, que pudiera afectar el patrimonio del integrante de la familia consanguínea.
La protección de los hijos, en caso de segundas o ulteriores nupcias.

Utilizando aquel adagio que dice: “lo que abunda no daña”, la previsión respecto de la conveniencia de suscribir convenios prematrimoniales ayuda, también, a que los más jóvenes tengan debida conciencia de toda la trascendencia jurídica de un acto aparentemente social y festivo, como es el casamiento.

CAPS Consultores: caps.com.ar- Director Leonardo Glikin
CAPS Empresa & Familia Consultores: caps-empresas.com.ar Protocolo Familiar CAPS Heredantes Consultores: caps-heredantes.com.ar CAPS Exiting Consultores - dejar la pyme: exiting.com.ar CAPS Parejas Consultores: caps-parejas.com.ar
 
Buenos Aires, República Argentina - Tel.: (54 11) 4371-3232 - comunicaciones@caps.com.ar