SUSCRIBASE
Reciba mensualmente
“Temas de Planificación”
(por email, sin cargo)


BIBLIOTECA DE TEMAS
Categorías


Temas de Planificación nº 74
Autor: Dr. Leonardo J. Glikin
Dr. Leonardo J. Glikin Abogado, consultor en Planificación Patrimonial y Sucesoria, presidente de CAPS Asociación Civil, autor de "Pensar la Herencia"; "Matrimonio y Patrimonio"; y "Exiting, el arte de dejar la empresa sin dejar la vida". Director del newsletter "Temas de Planificación”. Director de CAPS Consultores.
¿Qué ocurre con la participación en sociedades, después de casarse?
Una preocupación frecuente de los empresarios, tanto en función propia como de sus hijos, es qué ocurre con la participación en sociedades, después de casarse. Generalmente, la pregunta es "¿esa participación, sigue siendo propia en cualquier caso?". O, dicho de otra manera, "en caso de conflicto matrimonial, ¿debería compartir algo con mi (ex) cónyuge?".
Básicamente, el carácter propio de los bienes, en la medida en que sean anteriores al matrimonio, o recibidos posteriormente por herencia, legado o donación, no muta por ningún motivo. Es decir, que las cuotas sociales de una sociedad de responsabilidad limitada, o las acciones de una sociedad anónima, anteriores al matrimonio o recibidas posteriormente por una liberalidad (donación o legado) o simplemente por herencia, nunca van a dejar de ser propias para convertirse en gananciales. Más aún, la propia ley impide los contratos entre cónyuges, por lo que sería imposible, por ejemplo, que la esposa le comprara acciones a su marido, o viceversa.
El problema se plantea en relación a los DIVIDENDOS, o en general, a los beneficios que se obtienen de la sociedad, dado que la ley establece que los frutos de los bienes propios son GANANCIALES.

Es decir que, quien reinvierte en la sociedad los dividendos obtenidos, está aumentando el valor de la empresa con vistas al futuro. Pero ese mayor valor va a ser materia de un derecho para el cónyuge (o, mejor dicho, para la sociedad conyugal). Es el derecho a la RECOMPENSA, es decir, el derecho a recibir la mitad de aquel valor en el cual se hubiera enriquecido la sociedad, como consecuencia de la reinversión durante el matrimonio.
Este derecho da lugar, habitualmente, a grandes discusiones, y hasta puede originar un pedido de intervención en la sociedad. Esa intervención va a ser más viable en cuanto haya un determinado peligro para el cónyuge, y, en especial, si no se afectan derechos de terceros.

Lo cierto es que, en la medida en que en la Argentina existe un solo régimen de bienes en el matrimonio (el llamado régimen de "sociedad conyugal") el impacto del matrimonio en relación a las participaciones societarias es un punto crítico, que es necesario analizar en cada caso concreto, para prevenir sorpresas desagradables. CAPS

CAPS Consultores: caps.com.ar- Director Leonardo Glikin
CAPS Empresa & Familia Consultores: caps-empresas.com.ar Protocolo Familiar CAPS Heredantes Consultores: caps-heredantes.com.ar CAPS Exiting Consultores - dejar la pyme: exiting.com.ar CAPS Parejas Consultores: caps-parejas.org.ar
 
Buenos Aires, República Argentina - Tel.: (54 11) 4371-3232 - comunicaciones@caps.com.ar