SUSCRIBASE
Reciba mensualmente
“Temas de Planificación”
(por email, sin cargo)


BIBLIOTECA DE TEMAS
Categorías


Temas de Planificación nº 76
Autor: Dr. Leonardo J. Glikin
Dr. Leonardo J. Glikin Abogado, consultor en Planificación Patrimonial y Sucesoria, presidente de CAPS Asociación Civil, autor de "Pensar la Herencia"; "Matrimonio y Patrimonio"; "Exiting, el arte de dejar la empresa sin dejar la vida" y "Los hermanos en la empresa de familia". Director del newsletter "Temas de Planificación”. Director de CAPS Consultores. www.leonardoglikin.com.ar
Lo ideal es enemigo de lo bueno
-"Doctor Glikin, muchas gracias por su conferencia. Nos sentimos totalmente identificados con algunas de las cosas que Ud. dijo, fue como si hubiera descripto a nuestra familia y nuestra empresa…Vamos a ir a consultarlo muy pronto”-.
El conferencista sale obviamente gratificado por una devolución de esta magnitud: logró relatar una historia que generó una identificación, una emoción, y un deseo de mejorar algo que no funciona del todo bien.
Ese es, en definitiva, el propósito de una conferencia respecto de temas que, en principio, generan resistencia, y no están todavía incorporados de manera natural a nuestra cultura. Temas que, aunque resulten difíciles de hablar, son muy importantes, dado que, al tomar conciencia de que todos somos mortales, y de que queremos el mejor futuro a largo plazo para nuestras empresas y la unidad de nuestras familias, estamos en condiciones de adoptar las medidas óptimas para materializar esos deseos de consolidación y unidad.

Obviamente, hay un temor ancestral: ¿no será que, si reconocemos nuestra condición de mortales, nos va a pasar “algo” muy pronto, una suerte de reconfirmación de que hay cosas de las que “no se habla”, porque traen mala suerte?
Ese temor ancestral, normalmente, está entrelazado con determinadas supersticiones. En otras culturas (por ejemplo, en el mundo anglosajón) esas supersticiones, definitivamente, no existen, y eso no hace a los ciudadanos de Estados Unidos o de Inglaterra menos longevos.

A veces, el temor a hablar de estos temas adopta una versión más compleja:
-“Nosotros entendemos perfectamente la importancia de este tema, y no tenemos miedo a tratarlo. Al contrario, es tan, pero tan importante, que primero vamos a arreglar algunas cuestiones prácticas que nos están alterando, así luego nos podemos concentrar en todo esto, que es lo realmente importante”-.
-“Queremos que todos los miembros de la familia se comprometan por igual con este trabajo, así que vamos a tomarnos un tiempito para convencer a los que todavía no están convencidos”-.
Estas dos frases, dichas con la mayor buena fe (y, muchas veces, ingenuidad) son la consagración del inmovilismo.

Porque nunca hay un momento “ideal”, de tranquilidad para que en una empresa Pyme se analice la relación entre el patrimonio, el trabajo, los proyectos y la vinculación de los miembros de la familia. Siempre hay situaciones más urgentes, que, cuando no existe una firme determinación para abordar lo importante, son las que se priorizan.
Pretender que todos los miembros de la familia coincidan, antes de comenzar un trabajo de Planificación Patrimonial y Sucesoria, en la importancia de hacerlo y en su propio compromiso, es equivalente a colocar el carro delante del caballo. La sola decisión de quienes hoy manejan el poder en la empresa es el elemento determinante para que, luego, se alineen los otros participantes, quienes, incluso, deben tener la oportunidad de exponer sus temores y resistencias frente al experto, para poder superarlas de manera efectiva.

¿Y cuáles son los beneficios de un proceso de Planificación Patrimonial y Sucesoria?
En primer lugar, poder contar con un diagnóstico respecto de las relaciones entre los miembros de la familia empresaria (sea que trabajen en la empresa, o no) y la organización en su conjunto.


¿Tienen beneficios especiales por trabajar en la empresa?

¿Cómo se llevan con el líder actual?

¿Qué están pensando para la consolidación de la empresa a largo plazo?

¿Existe una visión unificada?

¿Qué es lo que genera los conflictos más habituales?

¿Están identificadas las personas clave en la empresa?

¿Qué pasaría si alguna persona clave no puede seguir trabajando?

¿Hay alguna situación especialmente conflictiva, o una situación traumática en el pasado?

¿Es equitativo lo que gana cada integrante de la empresa?


Contestar a estas preguntas y otras que van surgiendo permite, luego, encarar las medidas correctivas necesarias, para que la empresa pueda pasar a un mayor nivel de solidez y confiabilidad, y los integrantes de la familia no corran el riesgo de la pérdida de la unidad familiar, o del control respecto de lo que tanto trabajo y pasión ha llevado hasta el presente.
Como se ve, se trata de cuestiones muy importantes.
El desafío es no caer en la trampa, de dejar para un futuro ideal, lo que podemos encarar hoy, porque es bueno. CAPS
  CAPS Consultores: caps.org.ar- Director Leonardo Glikin
CAPS Empresa & Familia Consultores: caps-empresas.org.ar CAPS Heredantes Consultores: caps-heredantes.org.ar
CAPS Exiting Consultores - dejar la pyme: exiting.com.ar CAPS Planificación Financiera Consultores: caps-financialplan.org.ar
CAPS Buen Divorcio Consultores: buendivorcio.com.ar CAPS Parejas Consultores: caps-parejas.org.ar
Glikin & Asociados Abogados: glikin-abogados.com.ar Centro de Formación Pymes
Pensar el presente con visión de futuro

Actividades in company en todo el país, y en nuestra sede.
CasaCaps - Centro de Formación Pymes
Buenos Aires, República Argentina - Tel.: (54 11) 4371-3232 - comunicaciones@caps.com.ar