SUSCRIBASE
Reciba mensualmente
“Temas de Planificación”
(por email, sin cargo)


BIBLIOTECA DE TEMAS
Categorías


Temas de Planificación nº 80
Autor: Dra. Noemí Brenta. Dra. en Ciencias Económicas.
Argentina 2010: Perspectivas de la economía
Las perspectivas para la economía argentina en 2010 son moderadamente auspiciosas. La crisis internacional parece haber tocado fondo y comenzado a rebotar. Esta vez la Argentina salió mejor parada que en otros episodios, y los nubarrones en el horizonte tienen más que ver con ruido político que con problemas fundamentales de la economía.
Cualquiera sea el color del analista, se espera para el 2010 que la producción argentina de bienes y servicios crezca del 2 al 5 por ciento, y que el desempleo caiga un par de puntos, mientras que la inflación podría acelerarse. Aquí es mucho más difícil arriesgar números, ya que las cifras discrepan desde un 8,8% oficial para los precios implícitos (los de toda la economía), hasta un 15% que auguran las consultoras privadas, según los distintos modelos aplicados para pronosticar.

Crecimiento pero sin tirar manteca al techo; una demanda algo conservadora, ventas expansivas pero no tanto, y ganancias moderadas, caracterizarían el panorama económico argentino en 2010. Este es el escenario que las empresas y las familias deben tener presente para planificar sus decisiones en el próximo año.

El sector externo, que es el gran talón de Aquiles de la Argentina, conservaría su superávit, por lo que tampoco se esperarían grandes fluctuaciones cambiarias, salvo las que acompañen la inflación. En la medida en que la demanda de exportaciones se recupere -y haya producción para exportar-, el gobierno podría aflojar gradualmente el torniquete de las licencias no automáticas de importación. Estas tuvieron el mérito de evitar un saldo externo negativo del balance de pagos durante la gran crisis internacional, pero dificulta la operatoria de los sectores importadores netos, y las relaciones con nuestros vecinos, como Brasil.

La renegociación con el Club de París y con los tenedores de bonos de deuda externa argentina que no aceptaron la oferta de 2005 limpiarían el frente para los negocios con el exterior. Pero es difícil esperar inversiones muy significativas desde el hemisferio norte, cuando tanto las empresas de los Estados Unidos como las de la Unión Europea están muy complicadas en sus casas matrices, repatriando capitales que necesitan para enjugar las pérdidas y regularizar las contabilidades creativas que la crisis puso al descubierto. Y en este flanco podrían aparecer sorpresas si los headquarters lanzan la orden de liquidar activos en plazas externas, como el rumor que hoy corre sobre Carrefour (ver “Alternatives Economiques”, de diciembre de 2009, www.alternatives-economiques.fr).

Las cuentas públicas nacionales tampoco representan mayores riesgos de turbulencias en 2010, porque la recaudación tributaria se elevaría levemente, tras la caída de la actividad y de las ganancias durante 2009, conservando un resultado fiscal primario (antes del pago de intereses) positivo, y un resultado total equilibrado.

Por el lado monetario y del crédito, a pesar de la crisis, el sector financiero mantuvo su robustez. Hoy se encuentra fuertemente excedentario, y lo que necesita es colocar como préstamos los depósitos que recibe de sus clientes. Por eso, las tasas de interés no sufrirían cambios de magnitud, pero podrían aumentar nominalmente si la inflación se despista.

Los principales factores domésticos que alimentarían la inflación son la puja por la distribución del ingreso si los aumentos salariales se trasladan a precios, que las empresas aprovechen la mayor demanda para recomponer márgenes de ganancia, sobre todo en los segmentos productivos con menos competencia y la renegociación de tarifas de servicios públicos, hoy subsidiados, y por cierto con precios bastante atrasados.

Los conflictos podrían presentarse en determinados segmentos productivos que tienen cuentas pendientes con el gobierno, en cuestiones distributivas, sobre todo a partir de las negociaciones salariales y de la cuestión sindical y también hay que estar atentos al modo en que se procese la nueva relación de fuerzas en el Congreso Nacional, que es de desear no genere victorias pírricas.

De manera que a menos que un shock inesperado aparezca sin aviso, el contexto económico argentino no debería deparar grandes sorpresas en 2010. No puede decirse lo mismo del marco internacional, aun no totalmente despejado. En síntesis, un año para esperar y ver, sin asumir grandes riesgos.

¡Feliz Año Nuevo para todos!

Dra. Noemí Brenta: Doctora en Economía UBA Premio Facultad Consultora. Docente UCA, UBA y UNLM. Ex economista senior de Fundación Invertir y de la Agencia de Desarrollo de Inversiones. Ex gerente de la Cámara Argentina Portuguesa de Comercio.
  CAPS Consultores: caps.org.ar- Director Leonardo Glikin
CAPS Empresa & Familia Consultores: caps-empresas.org.ar CAPS Heredantes Consultores: caps-heredantes.org.ar
CAPS Exiting Consultores - dejar la pyme: exiting.com.ar CAPS Planificación Financiera Consultores: caps-financialplan.org.ar
CAPS Buen Divorcio Consultores: buendivorcio.com.ar CAPS Parejas Consultores: caps-parejas.org.ar
  Centro de Formación Pymes
Pensar el presente con visión de futuro

Actividades in company en todo el país, y en nuestra sede.
CasaCaps - Centro de Formación Pymes
Buenos Aires, República Argentina - Tel.: (54 11) 4371-3232 - comunicaciones@caps.com.ar