SUSCRIBASE
Reciba mensualmente
“Temas de Planificación”
(por email, sin cargo)


BIBLIOTECA DE TEMAS
Categorías


Temas de Planificación nº 102
“Exiting, el arte de dejar la empresa sin dejar la vida”
En el marco de la presentación del libro, el periodista Jorge Halperín entrevistó al Dr. Leonardo J. Glikin. Algunas notas salientes:
J.H.: Vamos a empezar por definir el Exiting; para ver qué abarca, qué variantes se dan.
L.G.: En primer lugar el Exiting tiene que ver con los distintos ciclos de vida, de la empresa y de la persona, que no son los mismos.
El ciclo de vida de la empresa implica el crecimiento a partir de una idea, luego su desarrollo, su etapa de madurez, y hay un punto en que la empresa puede amesetarse pero sobre la base de una decisión del empresario, puede volver a crecer, puede tener más vigor y puede seguir creciendo a lo largo de las generaciones.
En cambio el ciclo de vida personal empieza desde el nacimiento, tiene un punto culminante con la adultez y en algún momento empieza alguna decadencia que puede ser física o intelectual y, aunque esa decadencia no exista hasta el último día de la vida, indefectiblemente algún día, la vida termina.

J.H.: Así como la empresa puede por supuesto sobrevivir a su creador, o a su hacedor -que a su vez tal vez él la recibió de su fundador- también la persona que decide el Exiting en la empresa ¿sobrevive a la empresa, es decir, inicia una nueva vida?
L.G.: Ese es el punto: no condenar a la empresa a la eventual decadencia personal o al fallecimiento de su líder en un momento determinado.
Entonces, al dividir concientemente entre ese ciclo de vida de la empresa y el ciclo de vida personal, podemos objetivar lo que la empresa necesita en cada momento, independientemente de si el empresario está en el momento, en el estado de ánimo para proveerle a la empresa lo que necesita o es el momento de que eso quede en manos de otros. Y de ser así –y ésta es la otra parte del Exiting- está la posibilidad de que el empresario piense en su propia vida, justamente más allá de la empresa. Que pueda descubrir cuáles son sus deseos, sus intereses, sus pasiones, independientemente de la empresa, que probablemente haya sido una pasión estructurante a lo largo de su vida.

J.H.: En tu experiencia, cuando se produce el Exiting, ¿qué es más común, que la empresa entre en un declive o que la empresa encuentre un nuevo capítulo?
L.G.: Hay absolutamente de todo. No hay recetas únicas. Cada caso tiene particularidades, pero no siempre las cosas se dan de la misma manera.
El otro día me decía una señora en Ecuador “mi papá fue fundador de varias tiendas mayoristas importantes y recién hace cinco años aceptó que se incorporara la computación a los negocios y sigue manejando el inventario él por sí mismo”. Y ella decía: “en realidad, papá no ha creado una nueva generación, como somos muchos hermanos y tenemos formaciones diversas entre nosotros, yo no creo que esto pueda ser continuado en el futuro”.
A veces hay una vocación del empresario de pensar en su empresa en función de futuro y también en su familia. Y a veces esa vocación no existe.

J.H.: Vos elegiste la palabra Exiting, además de porque quiere decir “salida” en inglés, porque se asocia a la palabra “éxito”. Pero en realidad lo que nos estás diciendo es que no hay nada garantizado.
L.G.: No hay nada garantizado. Lo único que podríamos, no garantizar, pero “controlar” de una mejor manera, es el camino.
Si nosotros decidimos fijarnos metas y pensamos en pasos adecuados, pasos coherentes para llegar a esas metas, tenemos muchas más posibilidades de éxito que si nos vemos a nosotros mismos como “una hoja al viento”.
Esto era típico del pensamiento argentino hasta la gran crisis del 2001/2002. La cosa era “en este país no se puede planificar” porque, como decían los libros de Fontanarrosa, “uno nunca sabe” o “mejor lo arreglamos con alambre”. Y la crisis lo que demostró es que, en realidad, cuando alguien tenía claramente fijada su meta, aunque en ese momento tuviera que correrse para adaptarse a una realidad especialmente difícil, le resultaba mucho más fácil retomar el camino, con respecto a aquel que no tenía ningún camino establecido.
Entonces una cultura que tiene que ver con la planificación se fue instaurando en la sociedad y hoy hablar de planificación no es mala palabra, como sí lo era en la década del 90. CAPS
  CAPS Consultores: caps.org.ar- Director Leonardo Glikin
CAPS Empresa & Familia Consultores: caps-empresas.org.ar CAPS Heredantes Consultores: caps-heredantes.org.ar
CAPS Exiting Consultores - dejar la pyme: exiting.com.ar CAPS Planificación Financiera Consultores: caps-financialplan.org.ar
CAPS Buen Divorcio Consultores: buendivorcio.com.ar CAPS Parejas Consultores: caps-parejas.org.ar
Glikin & Asociados Abogados: glikin-abogados.com.ar Centro de Formación Pymes
Pensar el presente con visión de futuro

Actividades in company en todo el país, y en nuestra sede.
CasaCaps - Centro de Formación Pymes
Buenos Aires, República Argentina - Tel.: (54 11) 4371-3232 - comunicaciones@caps.com.ar