SUSCRIBASE
Reciba mensualmente
“Temas de Planificación”
(por email, sin cargo)


BIBLIOTECA DE TEMAS
Categorías


Temas de Planificación nº 92
Autor: Scott M. Kahan, miembro de la Financial Planning Association / Traducción y Adaptación: Débora Grätzer.
Planificando el retiro: cuando no sólo de finanzas se trata
Cuando se acerca el momento del retiro, toda la atención suele centrarse en el aspecto financiero de este momento de la vida. Sin embargo, ¿ha Ud. considerado el aspecto emocional de lo que el hecho de retirarse puede significarle? No se tratá sólo de establecer objetivos para el futuro o determinar de cuánto dinero será necesario disponer en esta etapa en caso de no reemplazar la actividad laboral por otra. Estos son sólo dos de los tantísimos factores involucrados en el proceso de lo que “retirarse” significa. Por ello, preparase emocionalmente es tan importante como hacerlo financieramente.
El “gran número” al que la mayoría de la gente apunta al momento de pensar en el retiro, ronda los 65 años. Sin embargo, con las mejoras en la calidad de vida y su consecuente prolongación, para algunos, retirarse a los 65, suena como “muy temprano”. No obstante, hay quienes no logran visualizarse trabajando después de los 60 o quienes han sido forzados a retirarse tempranamente debido a diversas razones (la situación económica del país, una reducción drástica de personal de la empresa, el cierre de ésta, etc.). Sin embargo, más allá de las circunstancias que llevan a una persona a tomar conciencia de que está próxima al momento de su retiro, es importante encarar una planificación adecuada para evitar traspiés tanto emocionales como financieros.

¿Qué significa el retiro para Ud.?
Es posible pasarse años planificando financieramente y pensando en todas las cosas que uno hará durante su retiro, pero la realidad suele ser bastante distinta al “concepto”. La verdadera comprensión de lo que esta etapa representa puede llevar mucho tiempo. Algunas personas, a los pocos meses de haberse retirado, se encuentran trabajando nuevamente. Otros descubren que viajar por el mundo no es lo que esperaban. Sugerimos prepararse y desplegar la suficiente flexibilidad como para poder llevar a cabo cambios y ajustes sobre los planes originalmente previstos. Si Ud. está casado o en pareja, recomendamos que comience a intercambiar opiniones sobre lo que el retiro significa para cada uno ya que pueden tener ideas divergentes al respecto. Es importante asegurarse de tener una comunicación fluida y abierta sobre lo que cada uno visualiza para esta etapa tan particular de la vida. Cuanto antes se comience el intercambio, mejor.

¿Está listo para la vida desestructurada que el retiro puede proporcionarle?
Ir a trabajar todos los días le brinda a muchas personas una sensación de propósito y estructura, y la falta de ello puede resultarle aterrador a quienes nunca se tomaron un período sabático o unas vacaciones prolongadas. Para otros, la idea de pasar más de dos semanas con su pareja, habituados al poco contacto resultante de la rutina laboral, resulta aún más aterrador. Es entonces cuando la magia y el idilio del retiro comienzan a esfumarse. Cuando todas aquellas cosas que por falta de tiempo no se podían hacer se concretan, todos los viajes se hicieron realidad y uno ha disfrutado de más tiempo con la familia, la pregunta que suele surgir es…¿y ahora qué?
En lugar de lidiar de buenas a primeras con semejante nivel de ansiedad, es posible considerar retirarse “en etapas” o gradualmente, llegando a algún tipo de arreglo laboral que permita trabajar una menor cantidad de horas o bajo la modalidad de contratos acotados.
También resulta de suma utilidad dedicar tiempo para descubrir a qué hobbies uno quisiera dedicarle tiempo o, por ejemplo, en qué actividades voluntarias involucrarse. Mantenerse activo contribuye tanto a la salud física como a la emocional, proporcionado, además, una estructura que puede estar echándose de menos.

¿Está Ud. emocionalmente preparado para dejar su trabajo y no recibir un sueldo al final de cada mes?
Lo más probable es que durante los últimos 40 años, Ud. haya estado trabajando y percibiendo sus haberes a fin de mes, lo cual, indudablemente, brinda una sensación de seguridad. Con el retiro, finaliza la etapa de la “acumulación” de dinero y comienza la etapa de “extracción” mensual de los propios ahorros. La responsabilidad de poder transitar un retiro apacible en términos financieros recae, ahora, en las propias manos. Para muchos, el cese del cobro de un sueldo a fin de mes suele ser el disparador de miedos e inseguridades, temiendo que tarde o temprano uno deba depender de la familia para subsistir. Es por ello que aconsejamos estar sólidamente preparado para monitorear los gastos en esta nueva fase y mantener un presupuesto que asegure la perdurabilidad de los ahorros destinados para el retiro.
La voluntad y el deseo de planificar, ajustarse a dicha planificación y también estar predispuesto a enfrentar imprevistos, contribuirán al disfrute de estos “años dorados” por los que tan duramente se ha trabajado.

Artículo publicado el 29 marzo de 2010 en el sitio de la Financial Planning Association (www.fpanet.org)

  CAPS Consultores: caps.org.ar- Director Leonardo Glikin
CAPS Empresa & Familia Consultores: caps-empresas.org.ar CAPS Heredantes Consultores: caps-heredantes.org.ar
CAPS Exiting Consultores - dejar la pyme: exiting.com.ar CAPS Planificación Financiera Consultores: caps-financialplan.org.ar
CAPS Buen Divorcio Consultores: buendivorcio.com.ar CAPS Parejas Consultores: caps-parejas.org.ar
Glikin & Asociados Abogados: glikin-abogados.com.ar Centro de Formación Pymes
Pensar el presente con visión de futuro

Actividades in company en todo el país, y en nuestra sede.
CasaCaps - Centro de Formación Pymes
Buenos Aires, República Argentina - Tel.: (54 11) 4371-3232 - comunicaciones@caps.com.ar