SUSCRIBASE
Reciba mensualmente
“Temas de Planificación”
(por email, sin cargo)


BIBLIOTECA DE TEMAS
Categorías


Temas de Planificación nº 88
Autora: Ps. Adriana Zamar
Ps. Adriana Zamar Psicóloga, Egresada de la Universidad Nacional de Rosario. Cursó la Maestría en Psicología Empresarial y Organizacional de la Universidad de Belgrano. Es consultora especializada en psicología organizacional, en organizaciones públicas y privadas.
La arquitectura de la Visión: diseñando el presente y futuro de la empresa
Cuando me dispuse a escribir este artículo pensé “¿Qué no se ha dicho ya sobre el tema de Visión Empresarial? ¿No es acaso uno de los valores sobre el que más literatura existe dentro del área de negocios? Y si, efectivamente mucha agua ha corrido por el río y sin embargo sigue siendo uno de los temas claves a abordar -sino el primero- en capacitaciones, entrenamientos, foros de discusión sobre temas de estrategia, comunicación, liderazgo, motivación y un número considerable de otras temáticas relacionadas. Pero siempre está explícita o implícitamente planteado.
La verdad es que luego de meditarlo bastante, pensé que en todo caso, lo básico a tener en cuenta en este tema, es que en las organizaciones -como todo en la vida- la clave de que las cosas salgan bien está en no perder el rumbo, manteniéndose enfocados hacia adelante y volver -cada vez que sea necesario- a nuestras raíces, a los que nos dio origen y ver de qué manera se enlazan con nuestro presente y futuro deseado.

La Visión es, en este sentido, la médula, el hilo conductor que hace que nuestra empresa no pierda su dirección. Es el interrogante y la respuesta básica acerca de quiénes somos pero -fundamentalmente- de hacia dónde queremos ir y quiénes queremos ser. ¿No son, en todo caso, preguntas demasiado importantes como para dejarlas pasar? Obviamente la construcción de las respuestas no es tarea sencilla y requiere de momentos de reflexión ya que, como advierte muy bien Karl Albrecht (1996), el enunciado de la Visión es efectivo si contiene un concepto enfocado, una sensación de propósito noble y una probabilidad verosímil de éxito. Si tomamos en cuenta esto, las palabras claves aquí son SUEÑO e IMAGEN.

¿Por qué decimos Sueño? Sencillo y complejo a la vez: porque para que un negocio exista, alguien alguna vez tuvo que haberlo tenido en su cabeza, imaginarlo, proyectarlo. Porque la Visión toma al líder (entendamos como líder al fundador de la empresa o a quien está encargado de guiarla) y deberá ser él quien la convierta en una Imagen de lo que los miembros de la organización quieran que ésta sea o llegue a ser.

A partir de este punto, podríamos plantear dos cuestiones: en primer término, estamos de acuerdo en que esta Visión, si bien incluye aspectos racionales sostenidos en la realidad, siempre estará determinada por variables emocionales, muy ligadas a los valores del fundador y por lo tanto dirá mucho acerca de su impulso y anclaje moral. Esto se convierte en un factor crítico de análisis en empresas de familia en la medida en que, la Visión de la empresa estará definida y adjetivada por valores familiares y dichas creencias serán la base sobre las que echará raíces la organización. Entonces será interesante preguntarse: ¿cuáles son los valores sobre los que está enunciada la Visión en nuestra empresa? ¿confianza? ¿pasión? ¿tradición? ¿responsabilidad? ¿éxito? ¿honestidad? ¿lealtad? La respuesta a estas preguntas nos revelará cuál es la fuerza impulsora y la manera particular que tendremos de encarar el negocio. Su correcto enunciado (así como de la Misión y valores organizacionales) es uno de los pilares sobre los cuales la empresa elabora un conjunto de atributos para auto-representarse, cuestión no menor al momento de elaborar el plan estratégico. ¿Por qué? Porque si no tenemos en claro quiénes somos y a dónde queremos llegar, será sumamente difícil estructurar las acciones que nos lleven hacia nuestro objetivo.

En segundo lugar, es de vital importancia que la Imagen a la cual nos referíamos, pueda ser trasmitida con claridad. Para ello, el líder deberá concentrarse en la arquitectura social de la empresa y convertirse a sí mismo -tal como lo plantea W. Bennis (1985)- en un Arquitecto Social.

La arquitectura social (que es intangible y tiene que ver con estos sueños basados en creencias y valores) debería ser diseñada de manera tal que se convierta en una síntesis creativa que lleve a la realización de la Visión del líder. Este andamiaje proporciona significado y es un gran motivador para el desarrollo del negocio, porque como bien sabemos, detrás de toda resolución corporativa se puede inferir un propósito que responde a la pregunta de por qué o para qué se hace algo en la organización (Manucci, 2006).

El punto clave reside en que si la organización ha de transformarse (por ejemplo, en caso de un replanteo de la Visión a partir del pasaje de una generación a otra), la arquitectura social necesariamente deberá ser revisada y renovada. Este suele ser un momento crítico en la vida de las empresas durante el cual es posible observar disrupciones y crisis que deben ser resueltas para que el crecimiento y la maduración puedan llevarse a cabo.

Ese será el momento preciso para detenerse y preguntarse nuevamente: ¿Quiénes somos? ¿Quiénes queremos ser? ¿A dónde desearíamos llegar? Todo un desafío…
  CAPS Consultores: caps.org.ar- Director Leonardo Glikin
CAPS Empresa & Familia Consultores: caps-empresas.org.ar CAPS Heredantes Consultores: caps-heredantes.org.ar
CAPS Exiting Consultores - dejar la pyme: exiting.com.ar CAPS Planificación Financiera Consultores: caps-financialplan.org.ar
CAPS Buen Divorcio Consultores: buendivorcio.com.ar CAPS Parejas Consultores: caps-parejas.org.ar
  Centro de Formación Pymes
Pensar el presente con visión de futuro

Actividades in company en todo el país, y en nuestra sede.
CasaCaps - Centro de Formación Pymes
Buenos Aires, República Argentina - Tel.: (54 11) 4371-3232 - comunicaciones@caps.com.ar